Lidl ha presentado su nueva plataforma logística en Cheste (Valencia), una de las más grandes de la compañía en toda Europa y un referente en sostenibilidad. Estas nuevas instalaciones, situadas en el parque empresarial Circuito de Cheste, ponen de manifiesto la firme apuesta de la cadena de supermercados por la Comunidad Valenciana, pues le permiten duplicar su capacidad logística e impulsar su actividad en la región y en todo el arco mediterráneo.

El acto ha contado con la presencia de las máximas autoridades locales, entre ellas el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y el alcalde de Cheste, José Morell, que han estado acompañados por el director general de Lidl en España, Claus Grande, y el director regional en la Comunidad Valenciana, Grischa Voss.

Con una inversión de más de 55 millones de euros, la nueva plataforma dispone de una superficie de 51.000 metros cuadrados, capacidad para gestionar más de 30.000 palés y 140 muelles de descarga para optimizar el tránsito de la mercancía. Para garantizar la máxima frescura del producto, las nuevas instalaciones disponen de 17.000 metros cuadrados de cámaras frigoríficas para almacenar producto seco, frescos y congelados (que van de los -24oC a los 14oC), de los cuales, 5.000 metros cuadrados están destinados exclusivamente a fruta y verdura.

La plataforma dispone de una instalación fotovoltaica de más de 11.000 metros cuadrados que permite ahorrar más de 200 toneladas de CO2 anualmente

La plataforma de Cheste es también una de las más sostenibles de Lidl en Europa. Cuenta con los sellos BREEAM y Verde, dos de las certificaciones en construcción sostenible más prestigiosas a nivel mundial, nada habituales en el sector de la distribución. Además, dispone de una instalación fotovoltaica de más de 11.000 metros cuadrados que abastece a la planta para su autoconsumo y permite ahorrar al medio ambiente más de 200 toneladas de CO2 anualmente.

En el ámbito del reciclaje, el almacén de Cheste cuenta con el certificado “Residuo Cero” de Aenor, que garantiza que la planta no genera residuos, ya que todos ellos son reciclados. Todos los centros logísticos de la compañía en la Península disponen de esta distinción, en una muestra más del compromiso de Lidl con el medio ambiente.

Lidl en los 2 últimos años ha reducido su huella de carbono logística en un 30%, lo que le ha permitido ser la única empresa en España en obtener la 2ª estrella Lean&Green, de la mano de Aecoc. Para impulsar la logística sostenible, la plataforma de Cheste cuenta con una importante flota de camiones propulsados a gas para transportar los productos desde el almacén a las tiendas de Valencia.

Más de 100 millones de inversión en la región en los dos últimos años

La inauguración de la plataforma logística de Cheste pone de relieve el ambicioso proyecto que Lidl está desarrollando en la Comunidad Valenciana. En concreto, en los dos últimos años, la cadena de supermercados ha realizado una inversión de más de 100 millones de euros en la región, incluyendo la apertura de este nuevo almacén y de 11 nuevas tiendas, y unas compras por valor de unos 900 millones de euros a 70 proveedores locales.

Lidl ha duplicado las compras de producto valenciano, pasando de 230 millones de euros a casi 600 millones

En el último año, Lidl ha duplicado las compras de producto valenciano, pasando de 230 millones de euros a casi 600 millones. De este volumen total, la mitad se destinaron a compras de fruta y verdura valencianas.

Gracias a Lidl, las naranjas, mandarinas, limones o aceitunas de la huerta valenciana se venden también en Alemania, Inglaterra, Dinamarca o Polonia. Y es que el 85% de estas frutas y verduras se exportan a las 10.800 tiendas que Lidl tiene en 30 países de toda Europa, ayudando así a que el negocio del agricultor valenciano crezca y se internacionalice.

 Distintivo “Lidl Vive Valencia”

Para potenciar este compromiso con el producto valenciano, la cadena de supermercados ha creado el distintivo “Lidl Vive Valencia”, que a partir de Las Fallas estará presente en una quincena de tiendas de Valencia capital. Se trata de un distintivo que permitirá al cliente valenciano identificar en los establecimientos los productos de origen local y que Lidl ha querido poner en marcha para poner en valor el producto valenciano y fomentar su consumo.

La cadena genera el 0,65% de todo el PIB de la Comunidad Valenciana, aportando 660 millones de euros al año

Gracias a su actividad, Lidl ya genera el 0,65% de todo el PIB de la Comunidad Valenciana, aportando cada año 660 millones de euros a las arcas locales, según un estudio de la consultora PwC.

Asimismo, Lidl cuenta con una plantilla de más de 1.300 empleados en la región y ya es responsable de más de 13.500 puestos de trabajo en la Comunidad Valenciana (el 0,66% del total). Por cada empleo directo que crea, genera otros 10 adicionales en toda la Comunidad.