Lidl acaba de presentar la tienda más sostenible con la que cuenta la compañía en España. El nuevo punto de venta se encuentra en la población madrileña de Coslada y es un establecimiento diseñado y construido bajo los criterios de sostenibilidad más exigentes, tal como acreditan las certificaciones Breeam y Verde con las que cuenta.

La tienda de Coslada ha sido presentada como "el buque insignia" de la cuarta generación de tiendas de Lidl en España, un nuevo modelo que ya cuenta con 25 establecimientos y que va a implantar paulatinamente en el país mediante remodelaciones de unidades ya existentes o en nuevos locales que cuenten con un mínimo de 1.400 metros cuadrados de superficie. Estos nuevos establecimientos van más allá de lo habitual en materia de sostenibilidad dado que cuenta con medidas adicionales tanto para el cuidado del medio ambiente, como para los clientes y empleados. Todo ello sin perder de vista la esencia del modelo discount de eficiencia y productividad de Lidl.

El establecimiento eco­sostenible de Coslada tiene una sala de ventas de 1.400 metros cuadrados, con una imagen exterior moderna y atractiva, un gran parking accesible y anchos pasillos. La nueva superficie comercial cuenta también con puntos de recarga para vehículos eléctricos en el parking y placas fotovoltaicas en su cubierta. Este punto de venta de Lidl ofrece un surtido fijo de 1.800 referencias estrategicamente ubicadas para que el cliente pueda realizar una compra intuitiva, dentro de un espacio con un interiorismo atractivo y luminoso, parcialmente acristalado y en el que se han eliminado los falsos techos.

Inauguración de la plataforma más sostenible de Lidl en Europa

La presentación de la cuarta generación de tiendas de Lidl tuvo lugar como colofón de una jornada que bajo el lema "la sostenibilidad en Lidl, desde la plataforma logística al punto de venta", se iniciaba con la inauguración de su almacén logístico de Alcalá de Henares (Madrid); la décima infraestructura de este tipo que tiene la compañía alemana en España, definida por su director general, Michael Aranda, como "la más sostenible de Lidl en Europa y un referente en construcción eco­sostenible en España".

La primera fase de la plataforma alcalaína tiene una superficie actual de 45.000 metros cuadrados y emplea a 100 personas. Cuando esté finalizada su segunda fase, en 2018, dispondrá de 16.000 metros cuadrados más y empleará a 275 personas. La inversión total de esta instalación logística de Lidl alcanzará los 70 millones de euros y tendrá capacidad para más de 20.000 palés, sumándose 50.000 palés más en 2018, cuando entre en funcionamiento en ella el primer silo automatizado de España. Será en ese momento la más grande y más avanzada tecnológicamente del grupo Lidl en el continente europeo.