Lidl prosigue en su apuesta por convertirse en la cadena de supermercados de referencia para el consumidor español tras abrir las puertas de ocho nuevas tiendas durante el mes de febrero. Éstas se encuentran en Cataluña (Barcelona, Creixell y Castelldefels), la Comunidad de Madrid (Tres Cantos y Alcalá de Henares), la Comunidad Valenciana (Xàtiva), Andalucía (Albolote) y las Islas Canarias (Antigua), y han supuesto una inversión de 40 millones de euros por parte de la compañía.

Lidl da así un nuevo paso adelante en su ambicioso plan de expansión nacional, con el que incrementa cada vez más su presencia en grandes núcleos de población e impulsa a su vez la creación de empleo de calidad. En este sentido, la cadena de supermercados ha logrado generar más de 100 nuevos puestos de trabajo para una plantilla de más de 200 personas sólo con la puesta en marcha de estas ocho nuevas tiendas.

El cliente que acuda a cualquiera de ellas encontrará una amplia variedad de productos frescos (fruta y verdura, carne y pescado, pan y bollería recién horneada...) así como de nevera, secos envasados, cosmética, higiene personal y limpieza, junto a referencias regionales. Todo ello se complementa con las semanas temáticas de alimentación y bazar que Lidl celebra de forma periódica.

Barcelona

Lidl inauguró el pasado 6 de febrero un nuevo punto de venta en la ciudad condal, esta vez en el emblemático barrio de La Barceloneta. Ubicado en la Calle de la Maquinista 46, pone a disposición del cliente 900 metros cuadrados de sala de ventas. Esta apertura ha supuesto la creación de 17 nuevos puestos de trabajo para una plantilla de 25 empleados.