Lidl apuesta firmemente por España como lo demuestra el hecho de que para este año la cadena de distribución haya planificado una inversión récord de más de 200 millones de euros. Se trata de la mayor partida de inversión anual que la empresa ha planificado en sus 20 años de recorrido en el mercado español. Gran parte de esta inversión se destinará a la puesta en marcha de 40 nuevos establecimientosen nuestro país, duplicando en este caso el registro de 2014, que se cerró con la inauguración de 21 nuevos puntos de venta. En lo que va de año, Lidl ya ha inaugurado 8 nuevos establecimientos: Salou (Tarragona), Palamós (Girona), Iurreta-Durango (Vizcaya), Alcobendas (Madrid), Coín y Mijas (Málaga), Sevilla y Girona.

Adicionalmente, en el marco del ambicioso proyecto de modernización de tiendas puesto en marcha en 2011, Lidl proseguirá en 2015 con la ampliación y reforma de sus establecimientos más antiguos para adecuarlos a la nueva imagen de la compañía y hacerlos más eficientes energéticamente. Entre otras actuaciones, se ampliará la sala de ventas así como el surtido de productos, especialmente los frescos. En ese contexto, se incorporará el surtido de pescado fresco a aquellas tiendas que aún no lo tengan y se implantará el nuevo concepto de panadería con más de 30 referencias de pan y bollería horneadas a diario en tienda.

70 millones para su plataforma de Alcalá

Uno de los hechos destacados de Lidl para este año es el inicio de la construcción de la que será su décima plataforma logística en España, concretamente en Alcalá de Henares, Madrid. Con una inversión total prevista de más de 70 millones y una superficie construida de más de 70.000 m2, Lidl ubicará en esta localidad su mayor centro logístico de Europa, el más sostenible y el más avanzado tecnológicamente. Por primera vez en España, Lidl incorporará en una plataforma logística sistemas de almacenamiento automatizados. La puesta en marcha de esta nueva infraestructura logística está planificada en 2 fases, la primera de ellas prevista para verano de 2016 y la segunda a finales de 2017. Esta instalación proporcionará 275 puestos de trabajo cuando opere a pleno rendimiento.

En 2013, Lidl compró a su panel de cerca de 450 proveedores españoles mercancía por valor de 3.000 millones de euros, 1.500 de los cuales se destinaron a su comercialización más allá de nuestras fronteras. Claro ejemplo de esta confianza en el sector agroalimentario español es el hecho de que Lidl comprase en 2013 más de 1 millón de toneladas de frutas y hortalizas en España, lo que supone el 6% de la producción total del país.