La Fundación Adecco y Makro, en su empeño por seguir avanzando en el compromiso con la diversidad y la búsqueda de igualdad de oportunidades, han organizado unas jornadas de voluntariado profesional junto a personas con discapacidad psíquica, beneficiarias del Grupo 5. En esta ocasión, los integrantes del Comité de Dirección de Makro, dirigidos por el chef Iñigo Lavado, han participado en un taller de cocina con el propósito de fomentar la integración laboral de personas con discapacidad, el cual se ha desarrollado con un doble objetivo: facilitar conocimientos y habilidades útiles en el área de cocina a las personas con discapacidad, con el fin de fomentar su empleabilidad, y seguir deshaciendo las barreras, falsas creencias y estereotipos que rodean la discapacidad. Los voluntarios del comité de dirección han recibido una formación previa al taller de cocina para orientar la actividad y las funciones de los voluntarios hacia la misión de la Fundación Adecco: la integración laboral de personas con discapacidad.

Para concluir la jornada se realizó una visualización del Flashmob que Makro celebró en su centro de Barajas con motivo de su 40 Aniversario, junto a personas con discapacidad de Grupo 5. Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, ha querido reconocer la labor de una corporación como Makro, que “ha sabido integrar, a través de múltiples acciones, el mensaje normalizador y el compromiso con la discapacidad que circula a todos los niveles de la compañía: desde los empleados hasta la cúpula directiva”. A su vez, Pilar Oncins, directora de Recursos Humanos de Makro, ha declarado que “entre todos debemos construir una cultura sensible a las necesidades de las personas con discapacidad haciendo que ideas como la integración, accesibilidad y la igualdad estén presentes en todas las áreas de trabajo de la compañía”.