Más de un millón de personas (1,3 millones) trabaja en España en la Hostelería, un sector con tradición milenaria y en constante evolución. Para rendir homenaje a todas ellas, se ha alzado en Madrid un monumento interactivo. Durante este pasado fin de semana, el Primer 'Monumento al Hostelero', impulsado por Facyre y Makro y situado en la plaza de Felipe II (Madrid), se ha convertido en un dinámico punto de encuentro, con sorpresas y regalos para todos los ciudadanos.

Este sector representa el 7,4% del PIB de España y genera 1,3 millones de empleos. El 30% de los españoles dicen que "dejaría la llave de su casa al camarero del bar de abajo" (Estudio "Vínculo entre los ciudadanos y el bar", realizado a 2.000 personas, por Coca Cola).
"Nuestro deseo es estar al lado de la Gastronomía, de la Restauración, y conseguir que los hosteleros tengan la visibilidad y reconocimiento que merecen", explica Antonio López-Esparza, director de Operaciones de Makro España. Justo antes de inaugurar el Primer Monumento al Hostelero, más de 200 empleados de Makro han visitado a hosteleros del centro de Madrid para rendir homenaje en persona a estos profesionales y para informarles de la reciente apertura del Nuevo Makro Barajas, un centro pensado para ofrecerles un servicio totalmente personalizado.

El Primer 'Monumento al Hostelero' es un gran cubo con enormes pantallas para que los viandantes puedan interactuar con él. El Monumento proporciona información sobre el sector, presentando curiosidades como el hecho de que el restaurante más antiguo del mundo, Botín (fundado en 1725) está situado en Madrid (Libro Guinness de los Récords). Reproduce también los mensajes que los ciudadanos dedican a los hosteleros. Uno de los lados del cubo representa espacios gastronómicos muy variados: románticos, modernos, tradicionales, funcionales…