Makro ha comenzado en 2013 una gira de debates y encuentros con los hosteleros del país, para compartir claves, ideas y soluciones que permitan crecer en el sector. La compañía acerca así sus novedades, enfocadas a favorecer los negocios de hostelería, como la bajada de precios de aquellos productos más demandados por el hostelero o los nuevos servicios orientados al sector. El triple ahorro de tiempo, dinero y esfuerzo es uno de sus principales objetivos. Todo ello lo pone de relieve en las Mesas Redondas de 2013 que celebra en cinco ciudades españolas: Castellón, Málaga, San Sebastián, Tarragona y Puerto de Santa María. En España, el volumen de negocio de este sector supone más del 7% del Producto Interior Bruto (PIB).

Durante el primer trimestre de 2013, Makro puso en marcha una nueva estrategia de precios. La compañía identificó 250 referencias a las que, de forma permanente, redujeron un 6% su precio. El precio es un factor fundamental y “los clientes entienden que nuestro ahorro puede representar hasta un 30% en la cesta de la compra”, explica el director general de Makro, José María Cervera. Por otra parte, Makro inauguró en enero de 2013 un nuevo formato de tienda, en pleno centro de Madrid, que le permite estar más cerca de los Hosteleros y Detallistas de Alimentación. Se trata del primer Makro del país –y del Grupo Metro- de un tamaño reducido y ubicado en el casco central de una ciudad, concretamente en la calle Paseo Imperial. Además de éste, la compañía abrió en 2012 otros dos nuevos centros –Elche (Alicante) y Alcalá de Guadaíra (Sevilla)-. Las tres aperturas supusieron la creación de 1.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos.

El triple ahorro es protagonista también del nuevo modelo de negocio de Makro. La compañía lo puso en marcha por vez primera en 2010, y lo está implantando en cada uno de sus 37 centros; e incluso exportando a otros países en los que está presente el Grupo Metro. Para desarrollar este modelo, Makro invirtió en una amplia red de gestores de clientes, que asesoran a los hosteleros en su propio establecimiento. Otra de las apuestas del nuevo modelo es Delivery, un servicio de reparto hasta la puerta del establecimiento del cliente de Hostelería.