Masymas, ha reabierto el supermercado de Ontinyent tras una reforma integral para adaptarlo a su nuevo modelo de tienda ecoeficiente. Se sitúa en la confluencia de la avenida Pío XII con la calle Salvador Tormo. La inversión se ha acercado al millón de euros. 

Así, en materia energética, en la reforma se han incorporado nuevas medidas de ecoeficiencia que permiten reducir hasta un 30% el gasto energético con respecto al de una tienda tradicional. Entre esas medidas destacan el uso de tecnología led en iluminación o la instalación de congeladores y murales de frío con puertas con el fin de evitar pérdidas energéticas.

En cuanto al servicio, la empresa ha aumentado la plantilla hasta los 28 empleados, tras contratar 5 nuevos trabajadores. En los aproximadamente 1.000 metros cuadrados de sala de venta, ha incorporado el nuevo concepto de bodega y las nuevas secciones de ‘Horno’ y ‘Cocina’. En la primera, el supermercado cuenta con una amplia oferta de bollería y panes a granel recién horneados, y en la segunda se preparan a diario una gran variedad de platos caseros para llevar o incluso para tomar en la nueva ´zona-café´ que se ha habilitado.