Mercadona ha invertido 5,8 millones de euros en dos supermercados en Coslada, Madrid, y en Torrelavega, Cantabria. El primero de ellos, ubicado entre las calles Mar Mediterráneo y Puerto de Barcelona, cuenta con una plantilla compuesta por 51 trabajadores fijos directos. El centro dispone de una superficie de sala de ventas de 1.600 m2. El horario de apertura del supermercado es de lunes a sábado, de 9 a 21:30, y dispone de un aparcamiento de 179 plazas. Con la puesta en marcha de este supermercado, Mercadona mantiene su apuesta decidida por la Comunidad de Madrid, donde cuenta, a cierre de 2012, con un total de 137 tiendas y una plantilla de 8.700 personas, todas ellas con contrato indefinido. Asimismo, la compañía mantiene relación comercial con 150 pymes de esta comunidad y realiza compras a proveedores madrileños por valor de 1.232 millones de euros al año.

Por otra parte, Mercadona ha abierto su segundo supermercado en Torrelavega, Cantabria, que se encuentra situado en la Avda de Oviedo nº 3 y cuenta con una plantilla de 50 trabajadores. En esta comunidad autónoma Mercadona cuenta ya con un total de 7 tiendas y una plantilla de 450 personas, todas ellas con contrato indefinido. El nuevo establecimiento cuenta con una superficie de sala de ventas de 1.623 m2. El horario de apertura es de lunes a sábado, de 9:00 a 21:30 horas, y dispone de un aparcamiento de 197 plazas.

Ambos establecimientos disponen de las secciones habituales de esta cadena de distribución tales como carnicería, charcutería, pescadería, perfumería, alimentación envasada, bebidas, droguería, horno, fruta y verdura. Asimismo, las tiendas disponen de zonas de descanso y vestuarios para los trabajadores, así como de una sala de formación también destinada a la plantilla. Además, Mercadona ha habilitado sus servicios a domicilio y la compra on-line a través de su página web.

En el caso de Cantabria el sector lácteo tiene una especial relevancia, y prueba de ello son los 140 millones de litros de leche que la compañía adquirió a ganaderos cántabros, a través de su interproveedor Iparlat, fabricante de leche Hacendado. Por otra parte, la compañía ha realizado compras al también interproveedor Quesería Lafuente, fabricante de derivados lácteos (mozzarella, mascarpone, quesos rallados, loncheados, queso fresco), por valor total de 1,4 millones de euros, que representan más de 5,5 millones de kilos. En total en 2012 se invirtieron 258 millones de euros en el sector primario cántabro, un 28% más que en 2011.