Con una expansión 100% concentrada en Catalunya y Andorra, la red actual de franquicias Caprabo alcanza 11.500 m2 de superficie comercial, lo que supone un 4,5% de los m2 totales del negocio de esta enseña, según explica durante la entrevista que aparece en el número 1628 de ARAL Claudio Estévez, director de Franquicias de Caprabo.

Estévez, que ha desarrollado toda su carrera profesional en Caprabo, donde comenzó en 1991 como reponedor hasta que en 2014 pasa a su actual posición como director del Departamento de Franquicias de la compañía, indica que la actual estrategia de expansión de la enseña a través de la franquicia no está basada en la cantidad de tiendas sino en abrir negocios rentables y que su modelo recupera los valores del comercio tradicional de proximidad, pero aportando servicios de valor añadido.

La compañía de distribución puso en marcha en el año 2011 un modelo de tienda franquiciado integral con su propia marca corporativa a través de tiendas de un tamaño pequeño –unos 250 m2-, con un modelo comercial idéntico a cualquier tienda de Caprabo. En palabras de Estévez: "Esto es un supermercado urbano, con el mayor número de productos por metro cuadrado, con la mayor variedad de marcas, que recupera los valores del comercio tradicional de proximidad, que aporta servicios de valor añadido que identifican a nuestra marca, como por ejemplo la tarjeta cliente o el comparador de precios, entre otros".

Desde la puesta en marcha de la franquicia Caprabo, el crecimiento ha sido sostenido, a pesar de las dificultades del momento: "Cuando lanzamos este nuevo modelo de crecimiento lo hicimos en un momento de importante restricción de crédito y esto es cierto ha tenido incidencia sobre el ritmo de aperturas. Aun así estamos contentos. Creemos que para que nuestro crecimiento se mantenga es importante sentar unas bases de relación con el franquiciado, basadas en la confianza y la honestidad. Queremos continuar nuestra expansión por toda Cataluña y para ello tenemos que garantizar que el negocio del franquiciado es rentable", indica Estévez.

Desde Caprabo están muy interesados en que sus franquiciados entienda con claridad lo que supone unirse a su marca: "A diferencia de otras enseñas, nosotros franquiciamos con nuestra marca y velamos por garantizar nuestro modelo y la buena imagen de Caprabo, por tanto, el franquiciado, debe ser honesto con nosotros y dejarse asesorar por la experiencia de nuestros equipos", insiste Estévez; que señala que "Caprabo ofrece al franquiciado uno de los mayores márgenes del sector. Le ofrecemos total trasparencia y nuestro equipo de profesionales acompañan y asesoraran de manera continuada sobre la puesta en marcha y desarrollo del negocio".

De cara a 2016, Caprabo continuará con su crecimiento a través del modelo franquiciado, "pero teniendo en cuenta que su expansión no está basada en la cantidad de tiendas sino en abrir negocios rentables que hagan las cosas de acuerdo a los niveles de exigencia de Caprabo", según señala el responsable del área.

Puede leer el contenido completo de la entrevista en el número 1628 de ARAL.