Plusfresc inaguraba en 2001 en Lleida la tienda Sunka, un espacio creado con la voluntad de mejorar la experiencia de compra de sus clientes a través de espacios y servicios diferenciales. Con el tiempo, Sunka se acabó convirtiendo en un referente en el sector de la distribución alimentaria, ya que suponía un cambio en el modelo de atención existente hasta el momento.

Sunka se centra en la innovación, la tecnología y la omnicalidad como ejes de su modelo de negocio

Veinte años después, Plusfresc continúa trabajando para poner al consumidor en el centro de su negocio. Es por este motivo que la compañía ha decidido dar un paso más a la hora de alcanzar este objetivo con la ampliación y la reforma de Sunka, un espacio desde el que quieren impulsar un nuevo modelo de compra totalmente enfocado a la experiencia cliente y que encuentra en la innovación, la tecnología y la omnicanalidad sus pilares principales. “Queríamos crear una propuesta única y esto nos llevó a visitar diversas ciudades europeas, como Kiev, Florencia, Colonia o París, para conocer no solo proyectos de retail relevantes y punteros desde el punto de vista tecnológico sino también estilos arquitectónicos y artísticos que pensábamos que podrían contribuir a nutrir y configurar el nuevo Sunka”, explica Francisco González, director general de Plusfresc.

El resultado es un local de 2.000 metros cuadrados desde el que Plusfresc consolida su compromiso tanto con las personas como con el medio ambiente a través de espacios enfocados a nuevas familias de productos y servicios específicos diferenciales configurados de manera responsable con el entorno – como pasa en el resto de sus establecimientos, no se utilizan bolsas de plástico, se ha implementado tecnología de iluminación LED y se han instalado murales frigoríficos con puertas de cristal -. La nueva tienda constituye además un homenaje a las tierras leridanas, con recuerdos y referencias constantes al territorio como reivindicación de las raíces y los valores de Lleida. “Esto se traduce también, en línea con nuestra apuesta por el producto de proximidad, en una amplia oferta de producto fresco, tanto en lo que se refiere a la fruta y la verdura como a la carne, a través de nuestra marca 100% criat a Lleida, y al pescado, que compramos diariamente en las mejores lonjas de los puertos más importantes”, asegura Francisco González.

El producto diferencial, clave del nuevo espacio

A las secciones habituales de frescos presentes en la tienda, como son los espacios de fruta y verdura, Carnicería – donde se ha añadido una cava de carne madurada -, pescadería – una zona de 10 metros cuadrados que cuenta con un horno gratuito y un nuevo acuario de marisco – y horno – con panes especiales recién hechos y una máquina para cortar -, se añaden ahora las zonas reservadas a nuevas familias de productos.

Francisco González: “Queremos que cuando nuestros clientes entren en Sunka tengan una experiencia de compra excelente y completa”

En este sentido, en el nuevo Sunka se puede encontrar el Rincón del Jamón – cortado a mano por el personal del establecimiento -, el Rincón Gourmet – con productos selectos como embutidos, salmón ahumado, trufas o caviar -, la Quesería – con más de 300 variedades de quesos locales, de importación y artesanales -, la zona del Granel – con cereales, legumbres, harinas y frutos secos ecológicos, entre otros -, el Taller de Fruta – en el que se elaborarán recetas de fruta y verdura como zumos, smoothies, aguas infusionadas, fruta cortada, ensaladas y verduras preparadas para elaborar cremas y woks, entre otras propuestas -, y el Espacio Eco-Bio – con más de 400 propuestas diferentes -.

“Queremos que cuando nuestros clientes entren en Sunka tengan una experiencia de compra excelente y completa; que encuentren todo aquello que buscan y que se lo lleven a casa de la manera que más se ajuste a sus necesidades. Nuestro objetivo final es que estén a gusto con nosotros y que, en definitiva, se sientan como en casa”, asegura González.

Sunka dispone también de una Bodega con una amplia selección de vinos, tanto de importación como de la tierra. La compañía ha instalado en esta zona una Tablet a través de la que los clientes pueden buscar productos, ampliar información, pedir la ayuda de un asesor especializado y hasta localizar el producto en la tienda a través de un sistema de iluminación automático. Al seleccionar un determinado vino, la tablet muestra el espacio en el que está situado y se ilumina su etiqueta electrónica para que el cliente pueda encontrarlo de forma fácil y rápida”, expone González.

Apuesta de Plusfresc por la omnicanalidad

Más allá del producto, Plusfresc ha querido nutrir el nuevo Sunka con servicios enfocados a proporcionar al consumidor una atención integral a través de la tecnología y desde un punto de vista totalmente innovador.

PlusAjuda es un servicio omnicanal un quiosco a través del que los clientes pueden pedir ayuda acerca de diferentes temas

Uno de estos servicios omnicanales es el PlusAjuda, un quiosco a través del que los clientes pueden pedir ayuda acerca de diferentes temas y que está conectado a un sistema electrónico que avisa de forma inmediata al personal de la tienda a través de los SmartWatch que llevan todos los empleados. El nuevo Sunka ofrece también la posibilidad de hacer las compras en el establecimiento desde el móvil a través de la App Plusfresc. “Ofrecemos dos funcionalidades: seleccionando los productos con el móvil y colocándolos en bolsas dentro del carro, de tal manera que al finalizar el recorrido el cliente pasa por una caja especial que lee las compras de forma automática, o escogiendo los productos con los dispositivos electrónicos sin cogerlos. En este caso, somos nosotros los que los preparamos y se los llevamos a casa”, dice González.

A todo esto se añade la instalación de cajas de autoescanning, el uso de etiquetas electrónicas en tota la tienda para la identificación de los productos y el establecimiento de un turno digital en las secciones que calcula el tiempo de espera con el objetivo de mejorar la atención. En este sentido, hemos creado también una zona de Atención al cliente desde la que queremos ayudarlo y asesorarlo en todo lo que pueda necesitar, declara González.

Uno de los rasgos diferenciadores de esta tienda ha sido siempre el Espacio Sunka, destinado a la organización de actividades como talleres de cocina, showcookings y maridajes, entre otras iniciativas. Esta zona se divide en tres espacios: una cocina y dos salas multifuncionales totalmente equipadas para hacer reuniones tanto de empresa como particulares.

La tienda cuenta también con el Àgora, un espacio cultural y social especialmente pensado para la realización de iniciativas como presentaciones, charlas o lecturas de poemas, o simplemente para sentarse a descansar y disfrutar de la lectura. Además, en línea con su compromiso con la difusión de la cultura, el nuevo Sunka cuenta con un rincón dedicado al intercambio de libros.