La cadena de supermercados Sangüi ha puesto en marcha un proyecto de renovación integral de su red de tiendas en el que invertirá 6 millones de euros. La empresa contempla en este proceso la reforma del 100% de sus establecimientos en el plazo de cuatro años.

El objetivo es reconvertir y actualizar el interior y exterior de sus locales para adaptarlos a las nuevas necesidades del consumidor, potenciando el concepto de mercado tradicional, mejorando la eficiencia energética y la comodidad del cliente.

Las intervenciones, que comenzaron a efectuarse en 2012 y continuarán en los próximos ejercicios, afectan sobre todo a las instalaciones frigoríficas y de climatización, así como también a los sistemas de iluminación y comunicación interior. Del mismo modo, el proyecto incluye la actualización del mobiliario.

Desde el inicio del proyecto, la empresa ha renovado más de la mitad de sus 30 centros y pretende seguir modernizando gradualmente el resto de superficies durante los próximos ejercicios. La siguiente reforma se efectuará en el supermercado Sangüi de la calle Selgas junto a Plaza de Europa de Murcia.

Tal como ha explicado el director general de Sangüi, Andrés Meseguer Meseguer, "este proyecto no es sólo una renovación de la imagen de la cadena, sino que es una inversión en aspectos relacionados con el ahorro energético, en la mejora de los accesos a nuestros centros y, en definitiva, en facilitar a nuestros clientes una compra lo más agradable posible".

Este proyecto de renovación de los supermercados es paralelo al plan de expansión de la compañía que trabaja por seguir aumentando su presencia en la Región de Murcia de forma paulatina. Su política de crecimiento está basada en la creación de nuevos centros con el concepto de supermercados de proximidad, cómodos y compactos con precios muy competitivos. La última inauguración fue el pasado febrero en Alcantarilla, donde se abrió una tienda de 300 m2 en la Plaza de la Constitución de este municipio.