La Sirena prevé terminar su ejercicio fiscal en el mes de abril con unas ventas totales de más de 190 millones de euros, y un EBITDA de 15 millones. Esto supondrá un aumento de las ventas del 20% y un incremento del EBITDA del 60% con respecto al ejercicio anterior.

Tras estos resultados, la compañía está analizando distintas alternativas estratégicas para acelerar su crecimiento y expansión. Entre dichas opciones, se baraja la posibilidad de incorporar un nuevo socio que ayude a financiar y desarrollar dicho plan. Para ello, La Sirena ha encargado al banco de inversión Arcano el mandato de analizar dichas alternativas.

El Plan Estratégico iniciado hace tres años de la mano de Jorge Benlloch ha llevado a la compañía a consolidarse como uno de los principales referentes del mercado de distribución alimentaria gracias a su posición de liderazgo en el segmento de los alimentos congelados.  Dicho posicionamiento, ha permitido a La Sirena mejorar sus resultados de forma muy relevante y conseguir su mejor posición financiera de los últimos años.

La hoja de ruta de este plan contempla un ambicioso programa de expansión y crecimiento. En la actualidad, la compañía cuenta con más de 260 tiendas en España, a las que en 2021 se sumarán 20 establecimientos nuevos, uno de ellos franquiciado, con una inversión cercana a los cinco millones de euros. Adicionalmente, la compañía seguirá optimizando e impulsando su estrategia multicanal de cuatro canales diferentes: retail, food delivery, wholesale, y online (propio y con plataformas como Amazon).