El trabajo ,durante la pandemia del Covid-19, de todos los más de 1.000 empleados de La Sirena ha hecho posible garantizar el suministro de productos a los ciudadanos con las mayores medidas de protección. Por esa razón, la compañía ha querido reconocer todo este esfuerzo a sus trabajadores de tiendas y logística. Por un lado, en la parte retributiva: ampliando las coberturas de objetivos del mes de marzo para garantizar que los mismos fueran del 20% sobre el salario base con un mínimo de 200 euros. También, introduciendo una prima extraordinaria en el mes de abril de 200 euros para todos.

Por otro lado, en el acompañamiento emocional, con la campaña pública de reconocimiento "Héroes y Heroínas del Hielo", entre otras, y los vídeos de motivación de la mano del speaker Motivacional Sergi Grimau. Equipo, responsabilidad y empatía han sido las claves de la marca para afrontar la pandemia del Covid-19.

Jorge Benlloch, director general de La Sirena, señala: “desde el anuncio del estado de alarma, hemos seguido prestando servicio tanto en nuestros puntos de venta habituales como a través del e-commerce, siempre priorizando la salud de nuestros trabadores, clientes y proveedores. Sirva desde aquí este agradecimiento público a todos nuestros trabajadores, porque con su incansable esfuerzo diario, están dando lo mejor de sí mismos para atender las necesidades de los ciudadanos todos los días, algo que no es fácil”.

La empatía y cercanía han sido otros elementos que La Sirena ha tenido presente en todo momento para afrontar la pandemia. Por un lado, con los clientes: la cadena ha intentado aportarles contenidos de utilidad e información en relación a una alimentación saludable con ideas de menús, recetas, talleres de cocina online o manualidades y retos para los más pequeños. Aparte, se les ha transmitido los consejos de “alimentación emocional” a través de vídeos del speaker Sergi Grimau, que ha diseñado especialmente para ellos.

Por otro lado, con los proveedores y más en concreto con unas de las profesiones que más esfuerzos están realizando en estos difíciles momentos: los transportistas. En el almacén central de la compañía se ha habilitado un comedor con alimentos calientes y zona de duchas que pueden usar cuando realizan las entregas. “Es una acción que han agradecido especialmente los transportistas de largos recorridos, que han visto como la mayoría de las estaciones de servicios y restauración se encuentran cerrados en todo su trayecto”, señala José Luís Gómez, director de Logística y Cadena de Suministro de La Sirena.