ARAL Digital.- Joana Ortega, vicepresidenta del Govern y consellera del Departament de Governació i Relacions Institucionals de la Generalitat de Catalunya, ha inaugurado el primer supermercado virtual de nuestro país, denominado Sorli Virtual. La iniciativa nace de una tecnología desarrollada íntegramente por Sorli Discau, para realizar compras virtuales a través de los smartphones. Se trata, por tanto, de un supermercado virtual en el que los productos y las góndolas han sido sustituidos por sus imágenes con códigos QR. Además de poner la innovación al servicio de los clientes, la empresa destinará los beneficios de los seis primeros meses de actividad al Banc dels Aliments de Barcelona.

El director general de Sorli Discau, Julio Santos-Olmo, ha explicado que “para todos aquellos que trabajamos en Sorli Discau, este proyecto es un motivo de satisfacción y orgullo, ya que es el resultado de una tecnología cien por ciento propia y representa una nueva alternativa a las fórmulas tradicionales de compra. Además, constituye un exponente representativo del espíritu emprendedor que siempre ha caracterizado a nuestra compañía y, en general, al tejido empresarial catalán. Un espíritu que, en este momento –quizá más que nunca– hay que poner en valor y potenciar, como uno de los elementos fundamentales para hacer frente a la complicada situación económica”.

Sorli Virtual ha representado, por el momento, una inversión aproximada de 60.000 euros por parte de Sorli Discau. El desarrollo de la primera fase del proyecto, en la estación de Sarrià de los FGC, permite que los 10.000 viajeros diarios que la utilizan, efectúen la compra al escanear los códigos QR con sus smartphones, e ir añadiéndolos a una cesta de compra virtual, para recibir después su pedido a domicilio. Al finalizar el primer semestre de funcionamiento de esta experiencia piloto, Sorli Discau prevé haber captado entre el 10% y el 15% de los 10.000 pasajeros que circulan por la estación de Sarrià. Ello representaría un total de entre 1.000 y 1.500 clientes diarios, un volumen equivalente –en personas y ventas–, al de un establecimiento de tamaño pequeño/mediano de la cadena, con la diferencia de que la totalidad de las compras serán de tipo virtual y enviadas a domicilio. Sorli Discau prevé dar continuidad al proyecto del supermercado virtual en otras estaciones de FGC o en distintas ubicaciones.