La distribución ha reforzado sus servicios de venta por Internet en el actual periodo de crisis sanitaria por Covid-19 donde la alta demanda de alimentación, bebidas y cuidado personal y del hogar ha deparado en las últimas semanas sucesivos récords. Así, la semana posterior a la Semana Santa (entre el 13 y el 19 de abril) dejó una nueva marca de un 286% más, según datos de Nielsen.

La primera consecuencia que ha tenido este récord es que el peso de Internet sobre el total de la cesta de la compra se duplicó, pasando del 1% de las ventas el año pasado al actual 2,1%, con más de 700.000 hogares que ya están llenado el carrito de forma virtual.

A su vez, el conjunto del mercado de gran consumo entre el 13 y el 19 de abril se incrementó hasta el 26,9%, si bien estuvo influido por el efecto calendario, pues la comparativa interanual coincide con la Semana Santa del año pasado, que tuvo lugar en esas fechas.

En cuanto a las categorías que más crecen, si bien la limpieza y la prevención siguen estando bien presentes en la lista de la compra de los consumidores, con crecimientos del 93% en lejías y desinfectantes y del 51% en limpiadores de hogar, los españoles tienen ahora más tiempo para cocinar. De ahí los incrementos experimentados por categorías como aditivos de cocina, harina, especias, etc.- (+68%) o salsas (+38%).

Asimismo, se consolidaron otras tendencias, como los momentos de ocio y la comida y bebida en torno a ello, lo que provocó crecimientos del 41% en cervezas, del 33% en vinos, del 54% en frutos secos y del 27% en aperitivos.