La cadena de supermercados Supersol, desde finales de 2019 y como parte de su plan estratégico, puso en marcha una reducción de precios en hasta 3000 referencias en un grupo de 19 tiendas. Ahora anuncia la extensión de esa política a 26 nuevas tiendas, lo que supone que 45 supermercados, más del 25% del parque de tiendas de la compañía, se beneficia de estas notables reducciones de precios.

Dicho plan estratégico busca ayudar a los clientes en estos momentos de incertidumbre económica. De esta forma, la cesta media de estas 45 tiendas es alrededor de un 10% más barata que la de sus competidores cercanos. Las referencias cuyo precio se ha bajado, pertenecen a todas las categorías de la tienda, desde frescos hasta a alimentación seca e incluyen productos de la cesta básica de la compra, como leche, pollo, atún, tomate frito o patatas, entre otros, para garantizar así un ahorro real del cliente en su compra diaria.

La cesta media de estas 45 tiendas es alrededor de un 10% más barata que la de sus competidores cercanos 

La elección de las 26 nuevas tiendas se ha hecho atendiendo a las necesidades puntuales de algunas zonas en las que parece muy necesario una revisión en cuestiones de precios por la nueva situación socio económica del enclave en el que se encuentran. Así, el reparto geográfico de las 45 tiendas es de 16 tiendas en Cádiz, diez en Málaga, ocho en Madrid, cuatro en Sevilla, tres en Granada, dos en Huelva y dos en Toledo.

“Esta acción pone de relieve el continuo compromiso de Supersol por ofrecer una una respuesta clara y contundente a las necesidades de los clientes de Supersol, con precios verdaderamente competitivos y con un compromiso claro con la calidad”, según explica Vygintas Sapokas, CEO de la compañía.

Por último, cabe mencionar que Supersol cuenta con un total de 169 tiendas, distribuidas entre Madrid y Andalucía, además de tres almacenes logísticos en Madrid, Málaga y Cádiz, al mismo tiempo que da empleo directo a más de 4.000 personas.