Durante estos días de confinamiento, a causa de la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus Covid-19, el consumo de productos online se ha triplicado. Así lo demuestra el último estudio realizado por mentta, el Marketplace de alimentación especializado en productos frescos y artesanos.

Desde la compañía informan que los productos más demandados han sido aquellos de primera necesidad. Las ventas de productos frescos como la carne se han multiplicado incluso por cuatro. Además, frutas y verduras también han triplicado sus pedidos. Y no solo los alimentos más esenciales, también otros productos más elaborados como los molletes, pan pequeño y esponjosom se demandan hasta tres veces más.

Por otra parte, según los datos arrojados por el estudio de mentta, los productos gourmet y artículos más caros como jamones o marisco han quedado relegados a un segundo plano. Las ventas de vino han disminuido hasta un 10%. Asimismo, y en general, los productos que no se consideran de primera necesidad, no han experimentado diferencias significativas en sus ventas, manteniendo los mismos niveles anteriores al confinamiento.

Una tendencia en alza

La tendencia en aumento de la compra online es una realidad que ya venían reflejando los datos desde principios de este año. No obstante, este mes según la compañía se está evidenciando aún más a causa del confinamiento, sobre todo en productos de primera necesidad, ahora más difíciles de adquirir en los supermercados y puntos de venta físicos.

“Muchas personas están prefiriendo comprar a través de Internet para evitar acudir a los supermercados, que en este momento son los lugares que más afluencia de gente presentan y, por tanto, posibles focos de contagio. La alimentación online cada vez está tomando más peso dentro del sector. En mentta, las ventas durante estos días se han triplicado, lo que quiere decir que la compra online es una opción cada vez más valorada por los consumidores” afirma Luis Miguel Gil, CEO de mentta.

Por otra parte, la venta de comida preparada online también ha experimentado un incremento en lo que respecta al número de pedidos, fundamentalmente debido al confinamiento y al teletrabajo. La sección de comida preparada del ecommerce ha cobrado mucha fuerza aumentando sus ventas estos días de confinamiento en un 300%. Según Luis Miguel Gil, “las personas están concienciándose sobre la necesidad de permanecer en casa. Además, el teletrabajo se ha convertido en algo habitual y muchos compran online comida preparada para ahorrar tiempo y no disminuir su productividad en el día a día”.