Áreas, empresa española especializada en restauración y retail, ha inaugurado, tras una profunda remodelación y construcción, cuatro de las macro áreas de servicio que se adjudicó en 2009 en la Florida Turnpike. La concesión de estas tiene una duración de 40 años, periodo durante el que la compañía prevé facturar más de 3.500 millones de dólares. En total, estas áreas de servicio tendrán una superficie total construida de más de 15.000 m2. Cuando finalicen las obras, Áreas habrá invertido más de 96 millones de dólares y habrá generado 800 puestos de trabajo. En el aeropuerto de Los Ángeles, la compañía se acaba de adjudicar la explotación de tres locales que abrirán sus puertas en octubre. Asimismo, durante este ejercicio se han abierto tres establecimientos que le fueron adjudicados a la compañía en el año 2010: Sammy's Woodfired Pizza & Grill, Homeboy Café y B Grill by BOA Steakhouse.

La expansión en los aeropuertos de Estados Unidos tiene uno de sus puntos más destacados en la T5 del Aeropuerto de Chicago O'Hare, donde Áreas se adjudicó un contrato de 210 millones de dólares para la gestión de la restauración de la terminal internacional durante los próximos 25 años. Desde noviembre, Áreas también está presente en México, en la nueva terminal 2 de vuelos internacionales del Aeropuerto de Los Cabos, Baja California Sur, con un food court de cuatro locales. La nueva oferta de restauración que aporta la compañía se completa con un gran Restaurante Bar Corona Sports Bar de 300 m2 y otro Subway en la zona de llegadas de dicho aeropuerto. La concesión dura siete años y la facturación prevista en este periodo es de 44,5 millones de dólares.

Áreas ha consolidado también su crecimiento en el aeropuerto de Santiago de Chile donde el pasado año se le adjudicaron 6 establecimientos que abrirán este invierno con marcas conocidas internacionalmente como Espression Lavazza, Johnny Rockets, Telepizza o Heineken Sport Bar. Algunas de ellas estarán presentes por primera vez en este país de la mano de Áreas. En 2012, Áreas facturó 641 millones de euros e invirtió 67,5 millones de euros, un 50% más que el año anterior. El grueso de esa inversión (49 millones de euros) tuvo como destino Estados Unidos, donde la compañía se encuentra entre los tres primeros operadores de su sector. Para la compañía, la facturación internacional este año ya representa el 37% del total.