Bocatas y Más, concepto de negocio especializado en restauración, ha iniciado su expansión a través del sistema de franquicias, mediante el que espera abrir cuatro establecimientos antes de que finalice el año. Se trata de una estrategia de desarrollo que la compañía ha puesta en marcha después de tres años de experiencia en el mercado con dos locales que la enseña tiene operativos en Madrid. Bocatas y Más se ha caracterizado por presentar una variada propuesta que ofrece un producto a partir de 2,50 euros. Además de una amplia carta de bocadillos con pan recién horneado donde el cliente selecciona los ingredientes principales, los complementos y la bebida, la enseña cuenta con ensaladas naturales y una gran selección de platos preparados que incluye pastas, arroces y carnes, entre otros.

Con un alto índice de rentabilidad y un periodo de recuperación de la inversión estimado entre 18 y 24 meses, el modelo de negocio está pensado para emprendedores en búsqueda de autoempleo cuyo objetivo es dirigir un negocio de hostelería de fácil gestión con el apoyo permanente de la central franquiciadora. Inicialmente la franquicia se ha diseñado para su implantación en zonas empresariales, cuyos potenciales clientes son principalmente empleados de oficinas, si bien sus responsables no descartan la apertura en áreas urbanas con gran flujo peatonal. La inversión necesaria para poner en funcionamiento un establecimiento de Bocatas y Más gira en torno a 70.000 euros, para locales con un mínimo de 120 m2.