Lizarran, enseña de gastronomía perteneciente al grupo Comess Group, apuesta por el territorio canario como una de las regiones clave para la expansión de la marca. La compañía tiene previsto cerrar el año 2015 con 12 locales en las islas bajo la fórmula de masterfranquicia.

"Tenemos como objetivo potenciar el crecimiento de nuestros franquiciados en la isla adaptando, como hasta ahora, nuestra marca a las necesidades concretas de nuestros franquiciados y de los clientes finales. Para ello, estudiamos de manera minuciosa las peculiaridades y gustos del entorno para ofrecer a los canarios aquello que quieren de Lizarran", asegura Manuel Robledo, presidente de Comess Group.

Esta fórmula ha llevado a Lizarran a establecerse en 14 países de todo el globo, asentándose como una de las principales empresas españolas de restauración. Lizarran se adapta a los diferentes continentes sin perder su esencia, cualidad que les ha permitido crecer más de un 30% en los últimos tres años.

La compañía cuenta ya con 3.500 empleados, 250 locales y una facturación anual de 190 millones de euros en 2014. Las previsiones auguran un importante crecimiento para este año, con 60 nuevas aperturas en todo el mundo y un incremento de la facturación de un 30%.