Ribs, la cadena de restauración especializada en comida típicamente texana, ha anunciado un incremento de facturación del 14% durante 2014 y un 15% más de clientes registrados. En cuanto a las ventas del pasado ejercicio, la compañía se ha situado dos puntos porcentuales por encima de su mercado de referencia -Casual Restaurant-. Esta cifra representa más de 650.000 raciones de costillas vendidas al año.

Ribs ha concluido el ejercicio con 21 establecimientos ubicados en Barcelona, Madrid, Bilbao, Valencia y Zaragoza. Para 2015, Ribs mantendrá su estrategia de crecimiento selectivo en ubicaciones de gran tránsito peatonal.

Ribs está centrada en expandir su marca en las grandes capitales españolas, concretamente en las ubicaciones de gran atractivo comercial, en parques y centros comerciales y de ocio; así como en las entradas de las principales ciudades y locales urbanos singulares. Esta circunstancia, unida a su oferta gastronómica y de ocio, permite que cada establecimiento atienda un promedio entre 100.000 y 150.000 clientes cada año. Simultáneamente, Ribs ha realizado una fuerte apuesta por el modelo FSU (Free Standing Unit), o modelo chalet.