Castillo de Canena lanza la undécima edición limitada de su aceite "Primer Día de Cosecha" y, como cada año, ha escogido a una persona popular y amante del aceite de oliva para firmar esta colección. En esta ocasión, el director de cine Álex de la Iglesiaha creado la nueva etiqueta, que refleja muy bien su personalidad como apasionado del mundo del cómic.

"Ha sido muy interesante y divertido trabajar en este proyecto, ya que la elaboración del Primer Día de Cosecha aporta, al mundo de los aceites extra vírgenes, la misma magia, emoción y pasión que transmiten los personajes de mis películas y de mis libros", ha señalado Álex de la Iglesia, gran defensor de la gastronomía española. Además, el cineasta también ha confesado su pasión por la comida exótica. "Me encanta la comida vietnamita, tailandesa y brasileña, y es asombroso cómo los maravillosos zumos de Castillo de Canena son capaces de fusionarse en este tipo de recetas para crear los platos más sorprendentes", ha explicado.

Para Rosa Vañó, directora de Marketing y Comercial de Castillo de Canena, la elección de Álex de la Iglesia como creador de la nueva etiqueta ha venido motivada porque "guarda similitudes con el espíritu empresarial de nuestra compañía, ya que posee una trayectoria profesional innovadora y transgresora que ha enriquecido el lenguaje del cine español, imprimiendo un sello inconfundible en cada uno de sus trabajos en la gran pantalla".

Las mejores aceitunas en el momento óptimo de maduración

Con una producción limitada, el "Primer Día de Cosecha Arbequino" es un aceite denso, que presenta un color verde dorado, con perfil equilibrado y complejo, con un frutado de aceitunas frescas en donde sobresalen los aromas herbáceos. Destacan el plátano verde y otras frutas como la manzana la almendra verde e incluso hierbas aromáticas. Por su parte, el "Primer Día de Cosecha Picual" es un aceite verde intenso. Muy complejo en nariz, con un frutado intenso a hoja de olivo, higuera, tomatera y alcachofa.

Las aceitunas seleccionadas se cosechan por la noche para acortar los tiempos de recogida y para beneficiarse de las bajas temperaturas

"Nos hemos valido de la agricultura de precisión -mediante la cual analizamos ya más de una veintena de parámetros- para conseguir saber con exactitud el día de óptima maduración del fruto, para empezar la cosecha de cada varietal el día perfecto, ni antes ni después", ha afirmado Francisco Vañó, director general de Castillo de Canena, quien ha continuado explicando que "este año, además, hemos conseguido implantar por primera vez la cadena de frío desde la recolección hasta el envasado de los aceites de oliva extra vírgenes, que supone un paso adelante en la lucha contra las subidas de las temperaturas durante la cosecha".

Un año más, la última edición de la prestigiosa guía Flos Olei ha ratificado a los aceites extra vírgenes de Castillo de Canena como los mejores del mundo, al otorgarles la máxima puntuación (98 puntos) y posicionarlos entre los top 14 mundiales.