Horno Hermanos Juan, así ha bautizado el Grupo Dulcesol a su nueva gama de bollería congelada pensada especialmente para el sector hostelería y con un total de 30 referencias. La gama está compuesta croissants, napolitanas, susos, muffins y berlinas en diferentes formatos y sabores.

Para la firma, que ha empezado a producir la nueva gama en su fábrica de Villalonga, esta iniciativa representa la primera incursión en el canal horeca y se inscribe dentro de su estrategia de diversificación. Una categoría que definen como clave y que según las palabras de su director general, Rafael Juan: "Consideramos que este proyecto además de ser muy interesante, brinda grandes oportunidad de crecimiento. De hecho, en la presentación que hemos hecho recientemente en la feria Intersicop, la línea ha despertado un gran interés entre los profesionales de la hostelería que buscan además de ofrecer productos que gusten a sus clientes, que éstos sean sanos".