El 90% de los directivos españoles considera la externalización como una herramienta estratégica para la gestión de sus empresas, tal y como concluye el segundo estudio GrupoUno CTC sobre la Externalización de Procesos de Negocio en España realizado entre más de 300 ejecutivos de los principales sectores de actividad.

La encuesta indica que un 63% de las empresas españolas utiliza servicios de externalización para procesos que no forman parte de su actividad nuclear ("core business"). En el primer estudio, el 87% de los directivos calificaba este recurso como estratégico, por lo que la valoración actual representa un aumento de tres puntos respecto de 2015, mientras que el 64% de los encuestados considera que contribuye a la mejora de su rendimiento.

Mejorar la productividad y reducir costes

Las razones por las que las empresas externalizan sus procesos y actividades siguen siendo similares a las de hace dos años. Los directivos consultados destacan mejoras de productividad (26%), reducción de costes (23%) y mayor flexibilidad ante cambios en las demandas del mercado 21%). A igualdad de costes, es precisamente este factor –la flexibilidad— el más valorado (33%) por los directivos como razón para optar por la externalización, por encima de otras razones como la reducción del pasivo laboral (28%) o la simplificación de la gestión (27%).

Además, el estudio destaca que en algunos aspectos claves, como costes e incrementos de productividad, los resultados han excedido sus expectativas. Así, un 64% de los encuestados afirman que la externalización ha redundado en una clara mejoría de su actividad, permitiéndoles concentrar su atención en el core business.

Por sectores, el que más recurre a la externalización es el de la logística y transporte, con un 51% de penetración; seguido de las actividades industriales de fabricación y producción (particularmente en las áreas metropolitanas de Madrid y Barcelona), con un 30%; y las actividades de comercial y ventas ligadas al gran consumo, con un 11%.

Los resultados de la encuesta realizada por GrupoUno CTC reflejan que la decisión de recurrir a la externalización continúa fundamentalmente en manos del primer ejecutivo (62%), seguido por el director de área (27%). Los procesos que son objeto preferente de externalización son, en los principales sectores, la expedición (23%) y manipulación (15%) en logística; las redes comerciales (36%) y las implantaciones (23%) en la gestión de punto de venta; y la manufactura (26%) y el mantenimiento (13%), en industria.

Las reticencias que aún encuentra la externalización siguen un patrón parecido al del primer estudio. El 31% de los encuestados señala la preocupación por los resultados; el 29%, el riesgo de deficiencias en la ejecución, y el 14%, el riesgo de pérdida de conocimientos privativos y "know-how". Entre las empresas que no externalizan, la pérdida de control es el temor más mencionado, que contrasta con la opinión del 77% de los que sí lo hacen que consideran a su proveedor de servicios de externalización como un partner estratégico.