Linde Material Handling ha ampliado su gama de vehículos de almacén con 30 nuevas propuestas –incluyendo apiladores, apiladores de doble palet, preparadores de pedidos y vehículos retráctiles–, que permitirán a sus clientes completar la mayoría de las tareas de logística del almacén con las variantes de litio-ion.

La ampliada gama de modelos de litio-ion abarca apiladores y apiladores de doble palet con una capacidad de carga de 1,2 a 1,6 toneladas, disponibles tanto como vehículos de conductor acompañante o como modelos con plataformas plegables o fijas. Además, el espectro de productos incluye recogedores de pedidos de bajo nivel con una capacidad de carga de 2,0 toneladas y carretillas retráctiles con una gama de carga de 1,0 a 2,5 toneladas.

Junto con los modelos ya existentes, como recogedores de pedidos de bajo nivel y tractores de arrastre, ahora se pueden cubrir todas las zonas clave de aplicación en almacén utilizando la tecnología de litio-ion: desde la descarga de camiones hasta el almacenamiento de mercancías y su recuperación en almacenes de gran altura, hasta la recogida de pedidos y la provisión de mercancías para su expedición.

Según explica Christoph Englert, Product Manager Industrial Trucks en Linde, "nuestra gama ahora incluye opciones de litio-ion para todos los segmentos de mayor volumen en la tecnología de almacenaje, lo que significa que hemos dado un paso decisivo en nuestro camino para convertirnos en un líder total para esta tecnología de baterías".

Englert añade que "estamos recibiendo muchos comentarios positivos de nuestros clientes referentes al uso a largo plazo. Están particularmente contentos con la salida constante del voltaje de las baterías, que es inalterable justo hasta la descarga completa y están extremadamente satisfechos con el alto nivel de disponibilidad ya que esto les permite aprovecharse de un mayor rendimiento y costes más reducidos".

Para sacar lo mejor de las ventajas de rendimiento ofrecidas por la nueva tecnología de baterías, los componentes individuales – batería, función de gestión de la batería y cargador – han sido diseñados por Linde como un sistema completo y se comunican entre sí vía CAN bus. En este sentido, Englert destaca que "el sistema de gestión de la batería monitoriza y controla la batería y garantiza que siempre funcione en el rango de rendimiento óptimo". Todo el equipo viene con distintivo CE y las baterías han sido ampliamente testadas e incluyen un sistema de protección múltiple.