Mahou San Miguel inicia la comercialización de una nueva plataforma logística de más de 150.000 metros cuadrados que se ubicará junto a su fábrica de Alovera (Guadalajara), una de las de mayor capacidad de producción de Europa. Lo hará de la mano de CBRE, líder en consultoría y servicios inmobiliarios a nivel internacional.

Las modalidades de alquiler disponibles son las de llave en mano o la modulación

 

Las instalaciones se ejecutarán sobre una parcela de 251.600 metros cuadrados y tendrán una superficie alquilable de 150.850 metros cuadrados bajo el modelo “llave en mano” para un único inquilino o de forma modulable para dos o tres ocupantes, a partir de un mínimo de 40.000 metros cuadrados. El espacio estará operativo en el primer trimestre de 2021 y ofrecerá un excelente acceso a Madrid Capital (a 51 kilómetros de distancia) a través del eje Norte A2, estando ubicado en la propia fachada de la autovía.

La nueva plataforma nace con el objetivo de cubrir la demanda de grandes superficies para actividades logísticas y de transporte por parte de los grandes operadores o retailers que realizan su logística inhouse. Así, estará dotada de elementos que garanticen la sostenibilidad del edificio, con el aprovechamiento de la luz natural y la iluminación general mediante equipos LED, lo que permitirá un ahorro de consumo energético del 40% respecto a la instalación de luz artificial. También se instalarán vidrios de doble acristalamiento para lograr una reducción del nivel acústico. Por todo ello, se obtendrá la certificación Leed, sistema de certificación de edificios sostenibles, desarrollado por el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos, en un nivel Silver.

CBRE se encargará de la comercialización del proyecto

 

Las instalaciones dispondrán de una altura libre interior de 12,5 metros, contarán con múltiples muelles de carga (un máximo de 180, dependiendo del layout), plazas de aparcamiento para ligeros (hasta 754) y plazas de aparcamiento para pesados (60); asimismo, cabrá la posibilidad de realizar almacenamientos automáticos de hasta 30 metros de altura con un máximo del 25% del volumen edificable, tal y como permite la normativa urbanística.