Smart-Flow presenta su última serie de palés encajables e innova con sus palés cuadrados, lanzando al mercado tres nuevas referencias. Estos modelos completan la amplia gama de palés de plástico del fabricante y extienden el alcance de sus aplicaciones en sectores como la industria agroalimentaria, desde el almacenamiento y el transporte de materias primas hasta los productos acabados.

Esta nueva serie está disponible en tres formatos diferentes, que van desde el palé SF1100L con unas dimensiones de 1.100x1.100, hasta la versión SF1200L de 1.200x1.200, sin olvidar el SF1140L con un formato más específico de 1.140x1.140, especialmente adecuados para el transporte en contenedores. Su forma cuadrada se adapta perfectamente a las dimensiones interiores de los contenedores de 20 y 40 pies, utilizados principalmente en el transporte marítimo y aéreo, su tamaño permite optimizar su carga y así evitar la pérdida de espacio.

Esta nueva serie está disponible en tres formatos diferentes: SF1100L, SF1200L y SF1140L

Además de su forma cuadrada, estos palés también se distinguen por su ergonomía y robustez. Su plataforma reforzada en forma de T de 45 mm de grosor garantiza una sujeción total del palé y una protección perfecta de su carga. Están equipados de serie con nueve patas, lo que permite distribuir uniformemente el peso y soportar niveles de carga muy elevados, de hasta 1.200 kilogramos en carga dinámica y hasta 4.000 kilogramos en estática. Además, se ha integrado un orificio de evacuación en cada pata, lo que evita cualquier riesgo de retención de agua en caso de almacenamiento en el exterior, como también es el caso de la bandeja que está totalmente perforada.

En cuanto a su utilización, se ha pensado en facilitar al máximo las operaciones de manipulación. Se han creado pendientes en las cuatro entradas de los palés para facilitar el paso de las horquillas de las carretillas elevadoras y optimizar el desencaje de los palés por los operarios, sin olvidar su forma cuadrada que permite encajar los palés en cualquier sentido, para un ahorro de tiempo. Cabe destacar que todas las patas se han redondeado ligeramente para reducir cualquier riesgo de impacto que pueda deberse a golpes de horquilla y así ofrecer mayor resistencia. Además, también se han redondeado y reforzado los cuatro ángulos de los palés para limitar cualquier riesgo de deterioro durante su manipulación, lo que suele ocurrir con los palés con ángulos rectos.

Smart-Flow brinda la posibilidad de personalizar los palés con un marcado realizado directamente en la masa (logotipo o texto) en los cuatro laterales. Además, se han previsto emplazamientos específicos para añadir etiquetas de código de barras o etiquetas RFID para una total trazabilidad. Y como todos los demás productos de la gama Smart-Flow, esta nueva serie de palés está fabricada con material HDPE totalmente reciclable.

Estos palés han sido diseñados para afrontar importantes retos logísticos: minimizar el riesgo de deterioros de la carga y optimizar el flujo de mercancías. Satisfacen las necesidades de manipulación, almacenamiento y transporte de continentes como sacos y big bags, bidones metálicos y barriles de plástico.