El grupo norteamericano Minnesota Mining an Manufacturing Company (3M) ha anunciado un plan de reestructuración que pasa por el despido de 5.000 empleos, el 7% de su plantilla, en todo el mundo, con el objetivo de reducir costes ante la caída del consumo principalmente en Estados Unidos. Esta medida supondrá un cargo extraordinario de 674,3 millones de euros (600 millones de dólares ó 112.200 millones de pesetas) para hacer frente al ajuste de empleo, con el que la compañía espera obtener unos ahorros de costes de 337 millones de euros (300 millones de dólares ó 56.100 millones de pesetas) anuales, una vez concluya la reestructuración, a finales del próximo año. Según el presidente de la compañía, dicho plan tiene “como objetivo anticiparse a los efectos de la marcha del mercado, ya que es difícil que las condiciones económicas vayan a mejorar mucho en el próximo año, y alcanzar un crecimiento sólido, a la vez que hacer más ágil a la organización”.