Aral Digital.- La Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) ha obtenido la máxima calificación otorgada por BRC, 5 estrellas, tras un proceso de evaluación que cuenta con la revisión de distintas áreas tales como, proceso de auditoría y plazos, calidad del informe, competencia técnica y cualificación del personal, gestión fluida en la base de datos de BRC, y comunicación de la certificación con BRC.

AENOR certifica este esquema desde el año 2003 y actualmente se encuentra entre las principales entidades de certificación españolas. Ha emitido 279 certificados (BRC Food, BRC-IoP, BRC Storage and Distribution).

BRC (British Retail Consortium) es uno de los modelos más difundidos internacionalmente para que los distribuidores y grandes superficies cualifiquen a sus proveedores de producto de marca. Está dirigido a empresas suministradoras de cualquier producto agroalimentario, con marca propia, en fases posteriores a la producción primaria.

Tal y como señalan desde la Asociación, “certificarse con BRC aporta una serie de ventajas tales como facilitar el cumplimiento de la legislación o llevar un control más eficiente y dinámico de los riesgos para la seguridad alimentaria”.

En la actualidad, AENOR ha desarrollado sistemas de certificación para muchos de los alimentos de la dieta mediterránea, como frutas y hortalizas, jamón serrano o aceite de oliva virgen extra. Entre los certificados que ofrece AENOR destacan el de Seguridad Alimentaria ISO 22000, la Marca N para Frutas y Hortalizas, la Marca N de Lucha Biológica contra Plagas o la Certificación de Conformidad de los principales Protocolos como IFS o GLOBALGAP, entre otros.