AMDPress.- La especialista en fabricación de etiquetas adhesivas Bacigalupe Hnos., con instalaciones en Pradoluengo (Burgos), está a punto de incorporar una nueva máquina de offset, combinada con serigrafía, estampación, relieve y barnizado, que le supondrá una desembolso de unos 1,45 millones de euros, y se inscribe en un presupuesto inversor para 2002 de unos dos millones de euros, en los que se incluyen la instalación que acaba de realizar de nuevas máquinas codificadoras numeradoras, especialmente destinadas a contraetiquetas para vinos. En otro orden de cosas la empresa también ha dedicado unos 25 millones de pesetas a las recién estrenadas oficinas.

El conjunto de las actividades de Bacigalupe Hnos. se estructura en las áreas de etiquetas, los trabajos en que cuenta con participación de terceros, y el trabajo de cartoncillo. A nivel de productos esto se traduce en dos líneas de negocio de etiquetas, que supone el 66% de sus ventas, y de estuches de cartoncillo, que representa el 33%. Entre sus mercados figura destacado el sector vinícola (trabaja mucho para las Denominaciones de Origen), además de cosmética y alimentación, y de trabajar un gran volumen de impresos y adhesivos para diversos organismos estatales (etiquetas, certificaciones, etc.).