Como consecuencia de la desaceleración de la demanda en Estados Unidos y la reorientación de las compras de los consumidores hacia electrodomésticos más baratos, el beneficio de Electrolux ha caído en el segundo trimestre del año un 23% hasta 1.160 millones de coronas suecas (125,1 millones de euros o 20.814,9 millones de pesetas).

Hace un año, los beneficios netos fueron de 1.510 millones de coronas suecas (163,16 millones de euros o 27.147,5) y el beneficio antes de impuestos del segundo trimestre de este año ha bajado de 2.280 millones de coronas a 1.750 millones de coronas.