AMDPress.- El grupo químico-textil La Seda de Barcelona ha obtenido en 2003 un beneficio neto consolidado de 2,1 millones de euros, cifra que representa una caída del 55% con respecto a los 4,7 millones de 2002, según los datos remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La empresa atribuyó el descenso de beneficios a la subida en el precio de las materias primas en los productos de poliéster, que repercutió negativamente en los resultados de Catalana de Polímers, y al proceso de reconversión industrial que aún no ha finalizado.

En el Consejo de Administración celebrado a finales de año, sus miembros aprobaron un plan para invertir 20 millones de euros hasta 2007 con el objetivo de consolidarse en la producción de poliéster y plásticos PET.