Carlos Matos llegó a España en mayo de 2008 como consejero delegado de P&G Iberia para ponerse al frente del negocio del gigante de productos de gran consumo en un mercado que comenzaba a padecer los envites de la crisis. Un escenario económico adverso con el que la multinacional ha tenido que enfrentarse, apoyándose en la indudable fortaleza de sus marcas, en los más de 20 mercados mundiales en los que está presente; y en los que el valor, como media, ha caído en torno al 4%.

Para Matos han sido años de intenso trabajo en Iberia "en los que hemos seguido siendo los elegidos por los consumidores, en muchas categorías, como la marca que les funciona y les aporta valor", explica durante la entrevista con ARAL, que se puede leer completa en el nº 1615 de la publicación en papel.

El Dirigente del Año de la Industria No Alimentaria 2014 opina que no se debe achacar toda la culpa de lo que ocurre a la crisis y que, dentro de la actual coyuntura, se pueden encontrar aspectos positivos para fomentar la relación de colaboración entre fabricantes y distribuidores. Y si algo tiene claro es que "con crisis y sin crisis, en momentos malos o buenos, la innovación siempre es la llave. Lo que da la diferencia".

Carlos da Piedade Matos (Lisboa, Portugal, 1958), "muy contento" por el reconocimiento de Dirigente del Año de la Industria No Alimentaria 2014 otorgado por el Club de Dirigentes, habla de sí mismo, durante la conversación, como "un portugués de Madrid" explicando que, aunque por su carrera profesional ha vivido en distintos países y ciudades diferentes, lleva ya 15 años en la capital. Le gusta el cambio y dice que su vida ha estado marcada por la decisión, en 1985, de salir de su país para emprender una carrera internacional.

El actual consejero delegado en Iberia está satisfecho del comportamiento de uno de los mercados referencia para P&G que, tras la integración de Arbora & Ausonia, agrupa más de 37 marcas y da trabajo a cerca de 2.500 personas. Una posición que pronto dejará de ser su responsabilidad ya que P&G acaba de anunciar la intención de crear una nueva organización denominada Sur de Europa que integrará los recursos distribuidos entre España, Portugal e Italia. Como consecuencia, a partir del 1 de julio, Carlos Matos, cederá su puesto y se retirará de la compañía a finales de diciembre de 2014, aunque hasta entonces, estará en una asignación especial reportando a la presidenta de P&G Europa.

Capitalizar fortalezas

Matos se define como "informal, directo y súper adaptable" y reflexiona también sobre el liderazgo directivo y su trayectoria indicando que "al final tienes que capitalizar tu fortaleza, pero también tus áreas de oportunidad". "Siempre trabajé con una lengua que no es la mía y eso es algo que supone un esfuerzo adicional, tanto en el plano profesional como social…, el chiste no te sale siempre; pero estoy contento con mi carrera. He ido aprendiendo de la diversidad de los países, de las áreas geográficas en que he trabajado. Y algo que fue importante para mí: encajé muy bien con la adquisición de Gillette por P&G; y me siento tremendamente feliz".

Sobre la MDD, Matos asegura, "nosotros somos respetuosos. Es una marca que está ahí, que tiene su sitio, en algunas categorías más que en otras... Y que es competencia"; para indicar que "la tentación de que P&G haga MDD es absolutamente nula". "La crisis ha golpeado más el sur de Europa, pero tenemos otros mercados que son mucho más marquistas y la actual situación económica no va a hacer cambiar la estrategia de P&G". La multinacional dedica anualmente alrededor de 2.000 millones de dólares a innovación y ese va a seguir siendo su enfoque: "La competencia puede invertir menos y copiar más, pero la agilidad, la forma de estar un paso por delante, no se puede copiar", explica Matos. 

Desde su experiencia directa, el directivo de P&G ve al consumidor español muy racional, "cada vez más". "No busca solamente precio, busca valor y, claramente, promoción. Es muy inteligente y cada vez está más informado. Le interesa la verdad, no se cree todos los mensajes que recibe por el gran descrédito que hay en todos los ámbitos. Y no ha perdido la perspectiva de marca. Es un consumidor al que hay que ganarlo todos los días". E igualmente está convencido de que, cada vez más, "necesita saber que hay una garantía detrás de las marcas".

Carlos Matos estudió Business Management en la Universidad Técnica de Lisboa-Instituto Superior de Economía. En 1986 se unió a Gillette, después de trabajar 5 años en Arthur Andersen. Ocupó diferentes cargos en el área financiera hasta ser nombrado director Financiero Mundial de Jafra, división cosmética de Gillette, antes de convertirse en el año 2000 en consejero delegado para Gillette Portugal, su país de origen.

Matos también ha sido vicepresidente y consejero delegado de Gillette en Iberia, y posteriormente en Italia y Grecia, desde donde co-lideró la integración de las operaciones de P&G y Gillette. En mayo de 2008, fue designado consejero delegado de P&G Iberia, con responsabilidad sobre los mercados de España y Portugal. En sus 25 años de vida profesional ha trabajado y vivido, además de en Madrid, en Londres, Boston, Los Ángeles, Milán y Atenas.

El próximo 22 de mayo en Madrid la revista ARAL hará entrega a Carlos Matos el premio de Dirigente del Año de la Industria No Alimentaria 2014 concedido por el Jurado de la XXI edición de los Premios Dirigentes del Año de la Industria y la Distribución.