AMDPress.- El índice de precios de consumo (IPC) aumentó un 0,2% en junio respecto al mes anterior, con lo que el acumulado en el primer semestre asciende al 2,2%; mientras que en tasa interanual creció una décima y se sitúa en el 3,5% según los datos facilitados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por su parte, la inflación subyacente —índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos— aumentó también una décima en junio, lo que deja la tasa interanual en el 2,8%, siete décimas por debajo de la tasa del índice general.

Los grupos con repercusión positiva más relevante fueron ocio y cultura, que se encareció un 0,8 debido al inicio de la temporada de verano, y bebidas alcohólicas y tabaco, que subió el 0,7%, principalmente por el aumento del precio del tabaco. A continuación se situaron hoteles, cafés y restaurantes, con un incremento del 0,4%; menaje, del 0,3%; vivienda (por el aumento del gasóleo de calefacción); transporte y medicina, del 0,2%, y otros bienes y servicios, del 0,1%.

Los precios de alimentos y bebidas no alcohólicas y los de enseñanza no variaron. Asimismo, en el apartado de bienes industriales, el precio de los productos energéticos no se modificó, ni el de los carburantes y combustibles; mientras que el de vestido y calzado disminuyó un 0,5% y el de comunicaciones un 0,1%, gracias a la bajada de los equipos de telefonía.

Por su parte, entre los productos y servicios con mayor repercusión en la subida del IPC mensual destacan los viajes organizados, que aumentaron el 6,1%, los restaurantes, bares y cafeterías el 0,3%, el tabaco el 1% y los automóviles el 0,4%. Por el contrario, las bajadas mensuales más relevantes fueron las de las prendas de vestir, que se abarataron el 0,6%, el pescado el 2,2%, la patata el 5,1% y los carburantes y lubricantes el 0,2%.