AMDPress.- El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Tolosa (Guipúzcoa) ha confirmado la quiebra de Bilore, fabricante de detergentes, que en octubre de 2002 declaró la suspensión de pagos.(Ver ARAL Digital número 610).

Este es el final de la centenaria compañía tras los diversos intentos para relanzar su actividad, que incluyeron recortes de plantilla y de actividad, además de la búsqueda de nuevos inversores que facilitasen el saneamiento de la misma. (Ver ARAL Digital número 807)