ARAL Digital.- El paro en el sector comercial en Catalunya disminuyó un 11,5% en el 2011 respecto al año anterior. Los meses en los que el descenso fue más significativo fueron agosto (con una caída del 61%), enero (-33%) y diciembre (-28%), según datos del Colegio Oficial de Agentes Comerciales de Barcelona (COACB). El paro también se contrajo en los meses de abril (-27%), marzo (-26%), octubre (-12%), septiembre (-9%) y julio (-4%) en comparación con 2010. Por el contrario, febrero y mayo fueron los meses de 2011 en los que más creció el paro respecto al año anterior, con un incremento del 36% y del 13%, respectivamente, seguidos de noviembre (con un incremento del 12%) y junio ( 3%).

El presidente del COACB, Enric Enrech, ha apuntado: “Se presenta un 2012 de recuperación económica lenta pero en el sector comercial podemos afirmar que vamos por buen camino ya que la tasa de paro va disminuyendo año tras año”.

Por sectores, los que más ofertas registraron durante el año 2011 fueron servicios (un 26%), seguido de los artículos del hogar (19%), químicos (11%) y construcción (11%). Dentro del sector servicios los puestos más ofertados fueron los relacionados con telefonía, publicidad, asesoramiento o comercio exterior. A diferencia de las cifras históricas mostraban que era una profesión desempeñada por hombres, en los últimos años ha aumentado de forma considerable la presencia de mujeres emprendedoras en la labor comercial. Según un estudio del COACB, actualmente un 13% de los agentes comerciales colegiados en Barcelona son mujeres que se dedican principalmente a la venta de artículos para el hogar y el ocio y de servicios. No obstante, en los últimos tiempos también ha aumentado el número de mujeres presentes en sectores como el químico, construcción, maquinaria, hierros y aceros, tradicionalmente considerados masculinos.

El informe refleja un perfil de mujer de entre 35 y 40 años, que invierte gran parte de su tiempo en formación, dispone de estudios secundarios y domina varios idiomas. “Las mujeres comerciales tienen mucho que aportar al sector, pues además de ser unas grandes vendedoras, suelen poseer una buena formación académica e idiomas, requisito indispensable en los tiempos que vivimos”, ha destacado Enrech.