AMDPress.- Con el nombre de Pechiney Soplaril Iberia se ha puesto en marcha la nueva estructura comercial en la que han pasado a integrarse las producciones de Pechiney Celograf, Polibol, Guadian Española y la portuguesa Soplaril Porto, todas ellas centradas en el sector de envases y embalajes flexibles y con un volumen global de negocio cercano a los 84 millones de euros (14.000 millones de pesetas). Se trata del primer movimiento apreciable dentro de esta división ibérica del grupo francés Pechiney, conformada después de que, en mayo de este año, comprara a su compatriota Atofina (grupo petrolero Totalfina Elf) la división de packaging flexible representada por Groupe Soplaril France. Al margen de todo ello queda la participación del 2,8% que el grupo francés tiene en Impress Metal Packaging Ibérica, fabricante de envases metálicos para conservas, de Meis (Pontevedra).

Pechiney Celograf, inicial cabecera de esta división ibérica, dispone de instalaciones de manipulación y transformado de plásticos, papel y complejos flexibles en El Prat de Llobregat (Barcelona), emplea a unas 175 personas y espera cerrar 2001 con ventas de unos 33 millones de euros (5.500 millones de pesetas), ligeramente inferiores a los 33,66 millones de euros alcanzados en 2000 con una producción cercana a los 120 millones de metros cuadrados. En esta evolución destacaron los 23,8 millones de euros (3.960 millones de pesetas) logrados por exportación (fueron 18,5 millones de euros en 2000), y las variaciones del mix de producto, que busca menos volumen pero en segmentos con mayor valor añadido. Actualmente el 80% de sus ventas van a alimentación y el otro 20% para tabaco.