Aral Digital.- La presidente de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirra, ha inaugurado la nueva sede central de Procter&Gamble (P&G), ubicada en la localidad madrileña de Alcobendas. La compañía, dedicada al ámbito de los productos de limpieza, cuidado personal y fragancias, actualmente comercializa cerca de 300 productos para más de cinco mil millones de consumidores en 180 países.

Durante el acto de inauguración, Esperanza Aguirre, aseguró que “la confianza de la firma en el municipio se debe a que la localidad se ha convertido en un municipio pujante y de gran atractivo para las empresas”.

Aguirre destacó que en España “no hay ni un hogar” en el que “no haya un producto de P&G”. También mostró su contento por el hecho de que el 40% de los directivos de la empresa "sean mujeres" y de que además facilite a sus empleados "la conciliación de la vida laboral con la familiar".

No en vano, los empleados de Procter & Gamble cuentan con instalaciones deportivas donde se imparten diferentes clases (aeróbic, pilates, etc.) y sala de fitness, así como de centro médico con fisioterapeuta.

Por su parte, el alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa, que también asistió al acto, aseguró que "quién crea empleo y riqueza en un país son las empresas, aunque -aseguró- corresponde a las administraciones local y regional crear las condiciones para que ello se produzca". "Hoy quiero reiterar -dijo- mi compromiso para que las empresas encuentren en Alcobendas aquellas condiciones que les permitan crecer con nosotros. A nuestro municipio se puede acceder por autobús, por metro, que está a menos de 100 metros de aquí, y por carretera".

Procter & Gamble, que celebra además este año el 40 aniversario de su establecimiento en España, factura anualmente en torno a 500 millones de euros y cuenta con más de 750 trabajadores, de los cuales 450 están ubicados en Madrid.

La antigua sede central estaba situada en Madrid capital (Campo de las Naciones) y la de Gillette en Alcobendas. El cambio se produce por la necesidad surgida, tras la integración de Gillette, de unificar a los empleados en un solo edificio.