Aral Digital.- Grupo Piber ha reducido las emisiones de 420 toneladas de dióxido de carbono gracias a la instalación fotovoltaica de su fábrica de Piberplast de Voghera (Italia), que lleva funcionando desde diciembre del año pasado.

Con una potencia de pico similar a 567 Kwp, el techo de Piberplast puede producir 700.000 Kwh al año. Para tener un elemento comparable significativo en términos ecológicos, podemos pensar que 420 toneladas de CO2 no se emiten a la atmósfera, lo que correspondería al trabajo que realiza un bosque de 100 hectáreas, con aproximadamente 20.000 árboles, para absorber tal cantidad.

Para el futuro, la compañía está estudiando la adquisición y puesta en marcha de una instalación de trigeneración. Si en la actualidad, con la instalación fotovoltaica se evita la emisión de 420 toneladas de CO2 por parte del productor de energía, con la trigeneración, se espera reducir las emisiones en no menos de 2.000 toneladas.