El "ShopperLab" de Henkel Ibérica ubicado en las oficinas de la compañía en Barcelona, parece el lineal de un supermercado, y así es. Este novedoso espacio permite pasar de estudios teóricos a la práctica y poder estudiar el comportamiento de los consumidores "in situ" aplicando tecnologías de "Eye Tracking". Se trata de un innovador sistema que posiciona a Henkel como empresa pionera en "shopping experience" y que aporta valor añadido para los clientes de la compañía.

Henkel Ibérica es la primera filial del grupo en implantar esta novedosa herramienta de "ShopperLab". La profundidad de análisis empírico que permite este nuevo laboratorio, inaugurado este año en las instalaciones barcelonesas de la multinacional con casi 100 m2 de superficie, servirá para optimizar el aspecto visual de los productos, así como su disposición en los lineales de puntos de venta. Como una de las compañías líderes en investigación del consumidor, Henkel utiliza tecnologías revolucionarias en sus estudios, cuyos resultados se comparten con clientes y distribuidores de la compañía.

Las encuestas y sondeos clásicos permiten tener una idea sobre la influencia de las marcas, pero gracias a las nuevas tecnologías, ahora es posible detectar aquellos impulsos que experimenta el consumidor a nivel subconsciente al observar una serie de productos. La tecnología utilizada en el "ShopperLab" de Henkel es el método de "Eye Tracking", una técnica está basada en el uso de gafas especiales, provistas de un láser, una cámara y un micrófono. Mientras el láser detecta el movimiento del ojo y los "puntos calientes" del lineal para un consumidor, la cámara graba el campo de visión y el micrófono, posibles comentarios espontáneos. A través de esta técnica, Henkel puede analizar el impacto que tiene el diseño del producto en sí, su colocación en las estanterías, o la influencia que ejercen los materiales del punto de venta en las decisiones de compra.

"Lo que no se ve, no se vende, esto está claro", apunta Andrea Bastoni, director general de Detergentes y Cuidado del Hogar. "Sin embargo, ShopperLab va mucho más allá de registrar el alcance del campo visual de un consumidor potencial. Aquí pasamos del estudio teórico al resultado empírico, comparamos las decisiones conscientes e inconscientes. Puesto que un tercio de las decisiones de consumo se toma en el espacio de venta, tenemos que saber cómo mejorar la experiencia de compra de cara a los consumidores. Es un proceso de aprendizaje continuo que, sin duda, será muy útil para la compañía y nuestros partners comerciales."

La creación de espacios como "ShopperLab" confirma la apuesta de la compañía por innovación y, sobre todo, resalta el esfuerzo de la filial ibérica, puesto que la iniciativa ha sido desarrollada por los equipos locales de trade, ventas, marketing, e investigación de mercados, en la que han contribuido las tres divisiones de Henkel: Detergentes y Cuidado del Hogar, Beauty Care y Adhesivos.

A raíz de este proyecto, la compañía explica que "Henkel Ibérica refuerza su compromiso con los clientes y se posiciona como empresa pionera en técnicas de investigación de mercado. Henkel Ibérica ha sido la primera filial del Grupo en poner en marcha el "ShopperLab" y, después de los primeros resultados muy satisfactorios, seguro que más filiales, ya que Henkel está presente en 75 países, implementarán este revolucionario concepto".