Aral Digital.- La filial ibérica de Henkel ha cerrado el ejercicio 2007 con un incremento en sus ventas del 4%, lo que coloca su facturación en 820 millones de euros, según las estimaciones realizadas por la compañía. Henkel cerró el año 2006 con 795,65 millones de euros, mientras que la facturación en 2005 alcanzó los 769,36 millones.

De cara al ejercicio 2008, las previsiones de Henkel Ibérica prevén crecimientos que ronden el 4%. “Evidentemente, el año se presenta complicado, porque hay incertidumbre sobre la evolución de la economía, pero se debe contemplar el futuro con optimismo, ya que en los últimos trimestres se ha registrado un importante crecimiento del PIB y España está poco endeudada”, según Juan Pablo Eslava, nuevo director de Marketing Services de la compañía.

Haciendo balance del ejercicio 2007, Eslava destaca “la consolidación de Neutrex Blanco Puro, un producto que, aunque lanzado en 2006, el pasado año tuvo unos sensacionales registros”. También destaca, entre otros productos, la evolución experimentada por Estrella Oxígeno Activo, Coloriste, Diadermine Age Excellium y la campaña del “hombre colgante” de Loctite Super Blue-3: “Un verdadero ejemplo de innovación publicitaria, ya que tuvo una notoriedad y una eficacia impresionante”.

Las ventas de Henkel Ibérica se reparten de la siguiente forma entre las tres líneas de negocio de la compañía: cuidado del hogar, 47%; adhesivos y tecnologías, 27%; y cosmética y cuidado personal, 26%. La compañía tiene en España cinco fábricas: Malgrat de Mar, Montornés del Vallés, Sant Adrià y Abrera (Barcelona); y Alcalá de Guadaira (Sevilla). Asimismo, dispone de seis almacenes: Montornés del Vallés y Abrera (Barcelona), Azuqueca de Henares (Guadalajara), Navalcarnero (Madrid), Alcalá de Guadaira (Sevilla) y Lisboa (Portugal).