AMDPress.- Henkel Ibérica, filial de la multinacional alemana que engloba España y Portugal, cerró el año 2004 con unas ventas de 752,02 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 1,28% respecto al ejercicio anterior. La compañía ha calificado de positivos estos resultados, teniendo en cuenta el estancamiento de los mercados y la fuerte competitividad. El beneficio de explotación durante el año ascendió a 32.225 millones de euros.

El 45,67% de esta cifra procedió del negocio de fabricación y comercialización de detergentes y productos para el cuidado del hogar y el 26,80% al de cosmética y cuidado corporal (consumo y profesional), dentro del que la compañía ha atribuido una contribución notable al lanzamiento de la marca de cuidado capilar Gliss. El mercado de adhesivos de consumo, por su parte, proporcionó un 9,35% de las ventas, mientras que la división de Technologies -engloba los negocios de adhesivos industriales, adhesivos de ingeniería y tratamiento de superficie- contribuyó con un 18,18%.

El objetivo de Henkel Ibérica para 2005, en sus propias palabras, consiste en mantener la misión global del grupo alemán: “Henkel – A brand like a Friend” (“Henkel – una marca amiga”). Henkel Ibérica, que cuenta con un equipo de unos 1.800 profesionales, aglutinó en 2004 siete centros de producción y distribución en la Península Ibérica, más otros dos centros de distribución adicionales.