AMDPress.- El fabricante de detergentes y cosméticos Henkel aumentó la facturación y los beneficios antes de intereses, impuestos y amortización (EBITDA) en 2002 y prevé mantener esta tendencia en el presente ejercicio. En concreto, el volumen de negocios del grupo creció un 2,6% hasta los 9.656 millones de euros (10.621 millones de dólares), mientras que ha generado un EBITDA de 1.136 millones de euros (1.250 millones de dólares), un 2,6% superiores también a los de los doce meses precedentes; y los recursos netos de explotación (EBIT) han ascendido a 666 millones de euros, un 10,6% más.

El beneficio neto después de intereses minoritarios ha sido de 435 millones de euros, similar al de 2002 por la ausencia de los negocios de Cognis y Henkel-Ecolab. Estos resultados han sido valorados de forma positiva por el presidente de la empresa, Ulrich Lehner, quien destacó que se hayan producido en un contexto económico adverso. Lehner también mostró su preocupación porque la economía europea que no se recupera y las previsiones de crecimiento del consumo privado son muy moderadas.

En la Península Ibérica, la firma ha comunicado un incremento del 2% en los beneficios (sin inlcuir hechos extraordinarios). Unos resultados que según la multinacional sitúan a Henkel Ibérica como "una de las empresas más rentables para el Grupo".

Por áreas y a nivel internacional, la división de detergentes y productos de limpieza ha incrementa sus ventas en un 1,6% hasta 3.131 millones de euros, con un EBITDA de 268 millones de euros ( 10,1%). Por su parte, la facturación del negocio de cosmética y cuidado personal ha crecido un 1,5% hasta 2.116 millones de euros, con unos beneficios de explotación de 184 millones ( 10,8%).

Por su parte, el área de adhesivos de consumo ha elevado sus ingresos hasta los 1.317 millones de euros ( 3,3%), con un EBITDA de 123 millones de euros ( 11,5%); mientras que Henkel Technologies registró unas ventas de 2.763 millones de euros, lo que significa un descenso del 2,3% respecto al año anterior. Sin embargo, los recursos generados por la explotación han aumentado un 33,7% hasta los 185 millones.