La tecnología está simplificando y mejorando los procesos para aumentar la eficiencia y por eso la fábrica de Henkel, situada en Montornès del Vallès, en Barcelona, junto con Siemens, se ha marcado como objetivo incrementar su eficiencia productiva hasta un 10%. Y es que la digitalización de la cadena de suministro ayudará a incrementar el nivel del servicio a clientes, mejorar el uso de las plantas productivas, de la producción y de los procesos logísticos y reducir la huella medioambiental.

De esta forma, la nueva línea de envasado de detergente líquido de Henkel Ibérica se ha convertido en una de las más modernas y altamente automatizadas, al ser capaz de llenar hasta 300 botellas de detergente líquido al minuto.  Henkel necesitaba una solución adaptada a sus diferentes productos y necesidades de producción y lo ha conseguido al introducir equipos plug and play, lo que le permite disminuir el time to market, optimizar los tiempos de respuesta y mejorar la calidad hasta lograr una producción con cero fallos.  

“Planeamos en una segunda fase digitalizar la cadena de suministro, introducir nuevas innovaciones de producto y características digitales integrando robots en las estaciones de envasado”

Además, con los puntos de control presentes en cada paso individual se controlan continuamente todos los parámetros para que el proceso de producción se desarrolle sin problemas. Por un lado, el LMS (Line Monitoring System) determina los parámetros definidos de calidad, disponibilidad de la máquina y capacidad de producción. Por otro lado, el MES (Manufacturing Execution System) responde a los estados actuales teniendo en cuenta tanto los tiempos de inactividad no programados, así como las interrupciones programadas para el mantenimiento o el cambio de producto.

Por otro lado, Siemens también ha mejorado la visualización de la línea de producción, mostrando al instante el estado operativo y los objetivos de producción. Además, gracias a una pantalla globalmente estandarizada para todas las líneas y plantas de Henkel, se pueden monitorizar constantemente todos los datos de cada pedido y sus posibles desviaciones en todos los países.

La digitalización va más allá de conectar nuestras máquinas, nos da el poder de controlar, analizar los datos en tiempo real e influir para que la eficiencia de la planta sea en todo momento óptima. Esto nos permite mantener bajos los costes de producción y aumentar así la competitividad de toda nuestra cadena de suministro”, comenta Jordi Juncà, director de la planta.

Por su parte, José Ramón Castro, delegado regional de Siemens en Cataluña, Aragón y Baleares, anuncia que “planeamos en una segunda fase digitalizar la cadena de suministro, introducir nuevas innovaciones de producto y características digitales integrando robots en las estaciones de envasado y crear un Gemelo Digital”.