Aral Digital.- Henkel ha decidido trasladar a su planta de Montornès del Vallés la producción de adhesivos epoxi que se hasta ahora se realizaban en Abrera, ambas plantas ubicadas en la provincia de Barcelona. La concentración en un único centro permitirá una mejor consecución de los objetivos de negocio de la empresa.

Actualmente, la planta de Montornès del Vallès fabrica detergentes y productos de limpieza, así como productos adhesivos y de tecnología. Con el traslado de la producción de adhesivos epoxi de Abrera se generan sinergias en el proceso de producción de este tipo de adhesivos y se amplían por el hecho de ser una fábrica que también alberga la producción de otras divisiones de la compañía.

Asimismo, en Montornés se instalará, también, el Centro de Competencia de Abrera, el laboratorio de I D i de adhesivos que, desde Cataluña, da servicio a todo el Grupo, lo que consolidará aún más la posición de la planta de Montornés frente a otros centros productivos que el Grupo tiene en todo el mundo.

En la planta de Abrera se producen, además, siliconas, que una vez tomada la decisión de concentrar los epoxies en Montornés, se trasladarán a otras plantas del Grupo. Esta medida permitirá que se mantenga la máxima capacidad de producción en Cataluña y en España, así como el máximo nivel de empleo asociado a dicha producción.

Esta decisión se enmarca dentro del programa mundial “Global Excellence” de mejora de la competitividad, con diferentes medidas para cada país, que el Grupo anunció en febrero de 2008, el cual se aplicará a escala mundial con el objetivo de fortalecer de forma sostenible tanto la rentabilidad de la compañía como la competitividad a largo plazo.