AMDPress.- La fabricante de cajas y contenedores isotermos Icebox Plástico, SA, está realizando una ampliación en su fábrica de La Cañiza (Pontevedra), que supone pasar de 800 a 1.600 m2 de naves y prácticamente duplicar su capacidad teórica de producción. Ahora dispone de un horno y dos brazos, y se montará un segundo horno con cuatro brazos. La ampliación absorberá en torno a 1,35 millones de euros de inversión y está terminada para finales de 2003.

Con esta ampliación Icebox, que también duplicará su plantilla de 12 a 24 trabajadores, espera poder tener capacidad para mantener su actual ritmo de crecimiento durante un par de años; una proyección de su actividad que le llevará en breve a la necesidad de buscar más terreno o una nueva localización.

En esta misma línea de previsiones, Icebox tiene situada su previsión de ventas para 2003 en 2,5 millones de euros, que suponen más que duplicar los 1,2 millones de 2002, dentro de una progresión anual que se espera sitúe en una cifra cercana a los seis millones de euros su facturación en 2006.

Icebox cuenta para esta evolución con su especialización en un segmento como es el de la fabricación de cajas y contenedores isotermos y contenedores depuradoras para mariscos. En este campo en noviembre de 2002 inició la comercialización de una nueva caja de 100 litros con tapa integrada, y un contenedor de desarrollo propio específico para mantenimiento y transporte de marisco vivo (mini-cetarea). Ahora acaba de presentar el nuevo modelo C-700 de caja depuradora para bivalvos en circuito cerrado, y está preparando la presentación de dos nuevas cajas (una de ellas en la línea de contenedor de más de 1.000 litros) para la próxima World Fishing Exhibition, que tendrá lugar en Vigo (Pontevedra) del 17 al 21 de setiembre.

Por otra parte, también está iniciando una cierta diversificación hacia el campo de la tecnología no isotérmica, con un nuevo desarrollo de cajas para cárnicos, fabricadas con inyección de PE expandido y diseñadas específicamente para su aplicación en salazón de jamones.

Toda esta proyección se está viendo favorecida por la nueva etapa iniciada en noviembre de 2002, cuando la islandesa Icebox, su sociedad matriz, fue comprada por la también islandesa Saeplast Plc.