AMDPress.- La cadena franquiciadora dedicada al textil y la decoración KA Internacional, ha puesto en marcha una nueva marca denominada MiniKA, una subdivisión creada bajo un concepto mucho más moderno y que intenta suplir la falta de locales de las franquicias.

Los locales destinados a MiniKA tendrán unas dimensiones mínimas de 40 metros cuadrados frente a los 100 metros cuadrados necesarios para un KA Internacional y su apertura será necesaria una inversión de 18.030  euros (casi 3 millones de pesetas) frente a los 60.101 euros (casi 10 millones de pesetas) de mínimo para un KA Internacional. La facturación alcanza los 150.253 euros (casi 25 millones de pesetas) para un MiniKA en su primer año de vida. Además, los centros que acojan la división tendrán que ubicarse en una población mínima de 30.000 habitantes, frente a los 50.000 que son necesarios para la compañía principal.