AMDPress.- La división española de la compañía de productos de higiene personal Kimberly-Clark facturó 266,73 millones de euros (44.380 millones de pesetas) durante el año 2000. Este resultado, que supone una subida del 15,3% respecto a 1999, es fruto del 21,6% de cuota de mercado que posee en los productos del cuidado personal y del liderazgo en el sector de celulosa. El incremento del 15,3% se sitúa bastante por encima del crecimiento medio del grupo, ya que la multinacional, implantada en 41 países, obtuvo durante el pasado año un total de 15.000 millones de euros (2,5 billones de pesetas), un 7,5% más que el año anterior.

La firma, que comercializa en España marcas como Kleenex, Scottex, Celo y Monbebé, tiene previsto aumentar la capacidad productiva de sus centros nacionales, situados en Salamanca, Gran Canaria, (Arceniega) Alava, (Aranguren) Navarra y Calatayud (Zaragoza).