ARAL Digital.- La firma L'Oréal ha inaugurado recientemente una nueva filial de Kenia, que se convertirá en el centro para la expansión de las actividades del Grupo en África Oriental, una región que también incluye a Uganda, Tanzania, Ruanda, Burundi y Etiopía. Asimismo, la filial del Grupo en Nigeria abrió sus puertas en septiembre.

L'Oréal describe la apertura de estas dos nuevas filiales en África como una reafirmación de su confianza en el potencial de crecimiento de esta región, “un mercado dinámico con un gran número de futuros nuevos consumidores en el que la compañía opera –concretamente en Sudáfrica– desde 1963”, explican fuente de la compañía.

Con estos dos nuevos centros, la presencia de la compañía en África y Oriente Medio cuenta ahora con nueve filiales, una fábrica de productos para el cuidado del cabello y la piel en Midrand (Sudáfrica), y un Centro de I D en Johannesburgo. Además, dos de las marcas del Grupo, Garnier y L'Oréal Paris también tienen presencia en la zona, concretamente en Sudáfrica, Marruecos y Egipto.

A través de su misión de universalizar la belleza, el objetivo del Grupo es hacerla accesible con productos de calidad a mujeres y hombres de todo el mundo. En este contexto, África es un mercado con mucho potencial para el Grupo ya que, según informan fuentes de la compañía, la mayoría de las mujeres dedica mucho tiempo a la belleza, prestando especial atención al cuidado del cabello. “Los tres principales mercados son el cuidado del cabello, sobre todo productos para alisarlo y embellecerlo –casi la mitad de las mujeres dicen que los usan una vez al mes–, además de productos para el cuidado del cuerpo y desodorantes. Las mujeres africanas también se decantan por hidratantes para el cuerpo y correctores para la tez”, explican.